Biografía

Amor a la Inspiración

Mis inquietudes transitan desde muy temprano en tres direcciones: las artes, la naturaleza y la mística. Desde pequeña en casa tuve la oportunidad de curiosear en la biblioteca de mi padre libros sobre filosofía, mitología, hermetismo, plantas medicinales, astrología o magia. Recibí de mi madre el aprendizaje a través del mundo de la psique y la visión.

Durante la infancia y adolescencia en Lorca, cursé estudios de música y danza. A los 6 años me inicié en danza clásica, escuela bolera y baile flamenco. Más tarde a los 8 años, comencé el conservatorio hasta completar el grado elemental de Violonchelo. En este tiempo sentía que encontraba en los lenguajes abstractos y en lo espiritual el camino que me llevaría al verdadero conocimiento de mi misma. 

Seguí la formación de baile flamenco en Granada, la ciudad que me vio nacer, allí conocí a mi maestra María del Puerto, quien me dio la oportunidad de ser su ayudante dando clases en su escuela. En este tiempo abrí muchas puertas, estudié magisterio de música y después musicología, me incliné a investigar sobre etnomusicología, flamencología y danzas del mundo. Trabajé en varias asociaciones, participando en proyectos musicales y de danza, de proyección internacional. Brasil, Turquía y Marruecos fueron algunos lugares de pleno desarrollo artístico y personal para mi. Mientras estudiaba, trabajé como artesana con la vibración de piedras y minerales, tejiendo amuletos y Péndulos de Avalon para radiestesia.

Siempre he sentido una enorme curiosidad por saber el origen de las cosas. Recuerdo que en la adolescencia me iba a la biblioteca de Lorca a leer enciclopedias y libros sobre el origen del flamenco, en lugar de estudiar para los exámenes de clase. Con 16 años interpreté bailando el personaje de «la hechicera» de la obra «Yerma» de F.G. Lorca, lo sentí como si estuviera recibiendo una iniciación. Con 21 años puse toda esta sabiduría en el caldero de la creatividad y presenté el proyecto “Taller de Danza: Flamenco” a la Universidad de Granada, el cual coordiné durante 6 años, impartiendo clases de baile flamenco en la Facultad de Educación. En esa época recibí varios intensivos de baile y teoría del flamenco con artistas y maestras como Lola Fernández, Ana Calí, Antonio Canales o Pastora Galván.

Estudié parte de la carrera de musicología en la Universidad Federal de Bahía, allí aprendí folklore y música popular brasileña, impartí clases de baile flamenco en el Candeal e investigué sobre la música y la danza del Candomblé. También recibí clases de danza afro-brasileña en la escuela de danza del Pelourinho y de capoeira Angola.

Durante los años en Granada he colaborado bailando, tocando y cantando en grupos de escena o calle. He experimentado bailando y creando con diferentes estilos de danza, como contemporáneo, afro-brasileña, danza africana, danza sagrada o giro místico sufí, en el que me inicié de la mano de Lalita Devi.

Cuando dejé la época universitaria, realicé la Maestría de Reiki con Basilia Zarralanga, me inicié en las enseñanzas de la Rueda de Ana, de la mano de Sofía Gutiérrez y estudié astrología, mitología, psicología, plantas medicinales, alquimia, espagiria y canalización.

Actualmente, trabajo como profesora de música y desarrollo mi proyecto Elena Navia Astrild, expandiendo Danzas Rituales del Sahar (danzas de creación propia), donde propongo experiencias mágicas para las que la sabiduría ancestral es lema, el ritual es práctica y el despertar es el propósito y la esencia.